¿Qué se puede hacer y qué no después de un empaste dental?

La salud dental es muy importante para el bienestar de las personas. A nadie le gusta sentir las molestias que pueden producir las caries, por lo que es recomendable que todos se sometan de forma periódica a una revisión con un odontólogo.

Algunos se sienten inseguros respecto a lo que deben hacer después de realizarse un empaste dental. En este artículo encontrarás mucha información que te permitirá saber lo que es conveniente hacer tras realizarse ese procedimiento.

que se puede despues de un empaste dental

¿Qué es un empaste?

Es una intervención rápida y sencilla que permite al especialista dental eliminar las caries de sus pacientes. Para realizarlo se debe limpiar completamente la cavidad provocada por la caries. Luego se rellena esa cavidad mediante adhesión por capas de una resina que se endurece mediante luz halógena. De esa forma, poco a poco se moldea el material de relleno hasta que el diente recupera su forma original. Para finalizar, se debe pulir el empaste para darle un acabado liso y que parezca natural.

En algunas ocasiones las caries son muy profundas y puede verse afectada la pulpa dental. Sí ese es el caso es necesario un tratamiento de endodoncia.

Te hicieron el empaste ¿Puedes comer y beber con normalidad?

Si te acabas de realizar este procedimiento aquí encontrarás una pequeña guía que te ayudará a conocer lo que puedes hacer para no tener inconvenientes, ni sufrir posibles dolores. 

En los días posteriores a la realización del procedimiento, es recomendable que el paciente esté pendiente de que el empaste no choque antes que los demás dientes. Esto, además de impedir que la boca cierre adecuadamente, puede ocasionar otros problemas en la pieza dental. De ser así, o si se presentan dolores o incomodidades en la zona afectada, se deberá acudir lo antes posible al odontólogo.

Si no hubo la necesidad de anestesia local, a la hora de realizar el empaste, el paciente puede ingerir alimentos o bebidas de forma normal. Pero si el procedimiento se realizó con anestesia local, generalmente el paciente tardará unas pocas horas en recuperar la sensibilidad en la zona tratada, por lo que no se recomienda beber o comer justo después de la intervención. 

La razón de esta recomendación es que, por motivo de la insensibilización de la boca provocada por la anestesia, existe la posibilidad de que se le caiga de la boca la comida o la bebida. Además, es posible que se provoque heridas al morderse la lengua o la mejilla. Una vez que haya pasado el efecto de la anestesia y se recupere la sensibilidad, el paciente puede volver a comer y beber de manera habitual.

Alimentos a evitar tras un empaste 

A pesar de que es una intervención sencilla y que es “posible” que comas cualquier alimento, es recomendable que tengas cuidado con lo que comes después de un empaste dental. Siempre es práctico e interesante conocer qué alimentos facilitan la aparición de caries, así puedes evitarlos y mantener una buena higiene bucal.

❶ Cualquier producto procesado con alto contenido de carbohidratos y almidón como pan blanco, galletas saladas refinadas, etc. Algunos de estos productos no azucarados pueden dar una falsa sensación de no causar caries por no ser dulces.

❷ Los zumos de fruta industriales y otras bebidas como los batidos de cacao y batidos instantáneos, sobres de té frío, etc. entran en la categoría de productos procesados y por tanto deben ser evitados.

❸ Por supuesto es recomendable evitar dulces, gominolas y todo tipo de alimentos azucarados como galletas, pasteles, golosinas, mieles, turrón o cereales con azúcar añadida.

¿Qué debes hacer tras un empaste dental?

Hay algunas cosas importantes que debes tener en consideración para evitar molestias luego de una intervención de este tipo: 

No mastiques demasiado con el diente afectado

Después de la intervención (durante las primeras seis u ocho horas), es recomendable que trates de no ejercer demasiada presión sobre el diente. Si es posible mastica con el lado contrario de la mandíbula. De esa forma ayudas a la recuperación total de la boca tras el procedimiento.

Evita los alimentos o bebidas a temperaturas extremas

En algunos casos el diente donde se realizó el procedimiento puede quedar un poco sensible y es mejor evitar alimentos o bebidas muy frías o calientes. Durante unas horas evita comer helados o tomar café que puedan resultar estímulos muy intensos para el diente afectado 

Mejor escoge alimentos blandos, pero que no sean pegajosos 

No es recomendable que consumas productos que tengan una consistencia demasiado dura. Los frutos secos, los mariscos, etc. pueden provocar un desplazamiento del empaste, por lo que al principio debes evitar ese tipo de alimentos.  

También debes evitar comer alimentos de consistencia muy blanda o pegajosa, ya que algunos empastes dentales pueden tardar en endurecerse del todo.

Recomendaciones en general tras el procedimiento

Aunque se trata de una intervención muy sencilla, siempre es necesario seguir una serie de consejos que te ayuden a evitar que aparezcan las caries.

– Contacta un odontólogo de confianza.

– Siempre usa hilo dental y cepillos interproximales.

– Utiliza dentífricos con alto contenido en flúor.

– No olvides que es necesario que te realices al menos una limpieza profesional al año. Así el dentista puede eliminar el exceso de placa dental que aparezca.