Elevación del Seno Maxilar

El seno maxilar, es el más grande de los senos paranasales que se encuentra localizado en el maxilar superior. Su relación con los dientes se produce por el hecho de que una parte de él, ocupa un espacio que va desde el segundo premolar hasta la cordal.

Conocer la relación entre el seno y los dientes es de vital interés para todo odonto cirujano por sus implicaciones en la endodoncia y otras patologías bucodentales, debido a la comunicación entre dichas cavidades.

Elevación del seno maxilar en Santander

¿Qué es la elevación de seno maxilar?

La constitución del seno maxilar varía en cada persona, de hecho, hay condiciones demográficas y étnicas que hacen que este espacio sea más o menos pequeño. 

Debido a esto, hay casos en los que es necesario agregar hueso para elevar el seno y que el propio organismo lo absorba y lo configure como propio. Ello, con la finalidad de poder dar continuación a otros procedimientos como el de la colocación de implantes dentales.

Entre los casos más frecuentes, en especial los que el paciente pospone la colocación del implante, suele producirse una reabsorción del hueso. Esta situación conlleva a que sea estrictamente necesaria la elevación del seno maxilar.

Lo anterior, se debe a que el cirujano necesita contar con un mínimo de milímetros de hueso existente para poder sujetar correctamente los implantes en el paciente. En caso contrario, es imposible garantizar que el tratamiento surtirá los resultados esperados.

¿Cómo se realiza la elevación del seno?

La elevación del seno maxilar se ejecuta a través de una cirugía oral. La misma normalmente es llevada a cabo por especialistas en Implantología dental, con la finalidad de corregir la falta de hueso. Con tal procedimiento se ajusta el volumen y la altura ósea, aumentando la disponibilidad vertical del hueso donde se colocarán los implantes.

Este tipo de intervención quirúrgica se puede realizar a través de dos técnicas: Con la elevación de seno abierta o con la elevación de seno cerrada.

La primera, la técnica “abierta”, es una intervención que consiste en la apertura de una ventana que brinda acceso al seno maxilar. Es en tal espacio en donde se añadirá la sustancia bio compatible con el organismo y que llenará el espacio del hueso faltante.

Este es un procedimiento que debe realizarse solo por especialistas en este tipo de cirugías e Implantología, porque existe el riesgo de dañar membranas que se encuentran muy cerca del área intervenida.

Al terminar, se cierra la incisión y se deja cicatrizar.

Ahora bien, en la segunda técnica, la de elevación “cerrada” o “atraumática” como también se le conoce, se accede al seno maxilar por medio de la misma abertura que se hace para colocar los implantes. No obstante, para este tipo de técnica, es indispensable que el paciente cuente con al menos cinco milímetros de espesor en su hueso natural.

Durante este tipo de cirugías, es característico que se pueda colocar el implante inmediatamente después de haber agregado la sustancia que rellenará el espacio del hueso carente. 

Elevación del Seno Maxilar en Santander

¿Cuánto tiempo se debe esperar después de la elevación del seno para colocar los implantes?

Todo dependerá de la rapidez con la que el cuerpo en cada caso, se tarde en hacer propio y asimilar el material injertado en el hueso natural. Lo usual es que nunca haya rechazo, ya que la sustancia está elaborada a base de hueso bovino que está avalada por las universidades más reconocidas y por nuestros médicos especializados en la materia.

En este sentido, posterior a la intervención de elevación del seno maxilar, debemos esperar un aproximado de seis meses antes de colocar los implantes. Claro está, esto es en el supuesto de haber aplicado la técnica de elevación abierta.

¿Cómo sé si necesito una elevación del seno maxilar?

Antes de determinar si es necesaria o no una cirugía de este tipo, lo más significativo es recordar que es imperioso rellenar el vacío que se produce en la dentadura, como consecuencia de la pérdida de un diente o muela.

Luego, si ha trascurrido mucho tiempo desde la pérdida de la pieza dental es muy probable que haya ocurrido indefectiblemente la pérdida o reabsorción del hueso.

En cualquier caso, solo será posible saber si es necesaria la elevación del seno con una verificación a través de las radiografías tridimensionales. Estas tomas permitirán ver con exactitud la anatomía del hueso, para lo cual recomendamos acudir a nuestra clínica dental y así ser atendido por los mejores cirujanos.

¿Es un procedimiento doloroso?

Durante la cirugía no se siente dolor de ningún tipo, puesto que, la zona a intervenir es anestesiada para que el paciente se sienta seguro y tranquilo. Todo ello con miras a brindarle comodidad y paz al paciente durante el proceso.

Posteriormente, sí es posible que exista sensibilidad, dolor e inflamación pero que se superan rápida y fácilmente con cuidados y analgésicos. También se observará un hematoma en el área, pero al cabo de unas 48 horas ya el paciente deberá sentirse mucho mejor.

De igual manera, siempre será necesario acatar a las recomendaciones de los especialistas y a los cuidados sugeridos para procurar una rápida recuperación.

Pide ya tu cita previa

Pide cita o información sobre nuestros tratamientos sin ningún compromiso.