Ortodoncia Invisible

Algunas personas cuando escuchan la palabra “ortodoncia”, de inmediato se imaginan unos inmensos aparatos bucales con unos gruesos alambres plateados y accesorios que se enganchan en la cabeza. 

Clínica especialista en Ortodoncia Invisible. Martin Riva Dentistas

Aún en la actualidad muchos creen que esa es la única forma de ortodoncia disponible, pero ¡nada más alejado de la verdad! La ortodoncia moderna, por lo general, es muy discreta y en algunos casos no es fácil de notar a simple vista. 

¿Qué es la ortodoncia invisible?

Lo primero que hay que decir es que es una de las áreas de la salud que más rápido ha crecido en los últimos años. Utiliza unos modernos aparatos sutiles o alineadores transparentes que, además de mejorar la posición de los dientes, son muy difíciles de ver. 

Estos dispositivos “invisibles” están fabricados en materiales transparentes o del mismo color de los dientes. 

Por ejemplo, los brackets de este tipo suelen ser traslúcidos o de cerámica y los alambres están hechos de níquel-titanio, diseñado para fundirse con el tono natural de las piezas dentales del paciente. 

¿Cómo funcionan?

El funcionamiento de estos aparatos ortopédicos dentales, es muy similar a los dispositivos tradicionales. Para colocarlos se utiliza el mismo procedimiento. 

Para empezar el dentista toma una impresión dental de toda la boca. Luego, los técnicos crean un modelo 3D y trazan un plan personalizado que detallará cómo se moverán los dientes semana tras semana hasta que se alineen a la perfección en la mandíbula.

Lo que se busca es que los dientes se muevan de forma lenta y segura hasta su posición correcta y para lograrlo se colocan unos pequeños dispositivos invisibles conocidos como alineadores. Éstos están hechos específicamente para cada paciente, partiendo del modelo 3D para que se ajusten sin inconvenientes a sus piezas dentales. 

Tipos de frenillos invisibles 

En la actualidad existe una variedad de dispositivos especialmente diseñados para corregir diferentes problemas en las piezas dentales (que además se disimulan muy bien en la boca). 

El término “frenillos invisibles” se refiere a cualquier sistema de ortodoncia que se percibe con menos facilidad que los frenillos tradicionales. Por lo general, se utilizan para corregir problemas cosméticos con los dientes frontales. 

Los inconvenientes que estos dispositivos pueden corregir incluyen dientes torcidos, espaciados, apiñados o si están fuera de su posición.

De igual manera, es de destacar que existen tres tipos de estos aparatos: tirantes cerámicos, frenillos linguales y alineadores transparentes. Los mismos utilizan diferentes métodos para corregir los problemas dentales y cada uno logra diferentes niveles de discreción.

Tirantes de cerámica

Los frenillos cerámicos al igual que los tradicionales utilizan brackets y alambres para enderezar las piezas dentales. La principal diferencia de ellos es que los cerámicos son transparentes y algunos sistemas vienen con alambres del color de los dientes. 

Un beneficio adicional de estos dispositivos es que normalmente molestan menos las encías y las mejillas del usuario. 

Alineadores transparentes

Los alineadores son unos pequeños dispositivos transparentes y extraíbles hechos de plástico o material cerámico que se coloca sobre los dientes. Su función es ejercer una leve presión sobre las piezas dentales para moverlas poco a poco hasta el sitio donde deben estar.

Estos alineadores generalmente tardan un poco más en enderezar los dientes que los aparatos ortopédicos de otro tipo. 

Una de las ventajas de usar los alineadores transparentes es, por supuesto, que son prácticamente “invisibles”. Este sistema no tiene brackets ni alambres, por lo que son más discretos que otros sistemas, pero los usuarios deben retirarlos mientras comen.

Bracket linguales

Un bracket lingual brinda muchas de las ventajas de uno tradicional sin sus inconvenientes estéticos. 

Los mismos utilizan un sistema de soporte con alambre para corregir los inconvenientes dentales y reparar los problemas de mordida. La diferencia básica es que los linguales se colocan en la parte posterior (lingual) de los dientes en lugar de en la parte frontal, por lo que son prácticamente indetectables por otras personas. 

La principal ventaja de los frenillos linguales es que pueden tratar más problemas de alineación dental que los alineadores transparentes o los tirantes de cerámica. Estos sistemas permiten a los usuarios practicar deportes de contacto o tocar instrumentos de viento.

Ventajas de un sistema de ortodoncia invisible

Los beneficios para los usuarios que utilizan este tipo de aparatos van mucho más allá de las simples y obvias ventajas estéticas. 

En la siguiente lista no serán mencionados los beneficios que también se consiguen con los aparatos tradicionales como corrección de posición o alineación de piezas dentales. 

No se nota 

Generalmente están elaborados en materiales plásticos transparentes, por lo que las demás personas no notarán fácilmente la presencia de la ortodoncia.

Comodidad 

Son muy cómodas y no ocasiona roces, llagas o heridas en las encías o mejillas del usuario.

Ayudan a la higiene dental 

Como son removibles, es fácil retirarlas para comer y no se complica el cepillado de las piezas dentales.

Rápida adaptación 

Por lo general, y gracias a que no se notan, los usuarios se adaptan mucho mejor y más rápido que con los sistemas tradicionales.

Mínimos efectos indeseados 

Cuando el tratamiento termina se presentan menos efectos secundarios indeseados como gingivitis, manchas en las piezas dentales, caries, etc.

Resultados más rápidos 

En algunas oportunidades los inconvenientes dentales se solucionan en menos tiempo que con otros métodos. 

Pide ya tu cita previa

Pide cita o información sobre nuestros tratamientos sin ningún compromiso.