Coronas y Puentes Dentales

Todos hemos visto a un adulto que le falta un diente, y para ser francos, no resulta muy agradable estéticamente hablando. Pero no solo se trata de la presencia facial, volver a tener una buena sonrisa, les devuelve la autoestima y la confianza. 

Las coronas y los puentes son una solución fija y permanente para los dientes deteriorados o perdidos. Estas prótesis se utilizan para devolver al paciente una sonrisa fresca agradable y de apariencia natural. 

¿Qué es una corona?

Una corona es un diente sintético que, por lo general, está fabricado de porcelana o cerámica. Se puede ajustar su color y textura para que combine con los dientes existentes en la boca del paciente. 

De igual manera, algunas coronas, están hechas de aleaciones de oro y otros materiales para mejorar su resistencia, pero aun en estos casos estarán cubiertas por porcelana para darle mayor fuerza y un aspecto más natural.

¿Cómo se colocan las coronas dentales?

Se debe colocar una corona cuando un diente existente está débil, fracturado o deteriorado. La pieza dental se lima hasta conseguir una nueva forma y un tamaño más reducido. 

Así, antes de colocar la corona, se debe eliminar cualquier carie. Luego la corona se encaja como una tapa sobre el diente afectado y se cementa en su posición definitiva.

¿Qué es un puente dental?

Es un dispositivo protésico que reemplaza uno o más dientes faltantes. Por lo general están elaborados de porcelana que puede estar fusionada con metal para lograr un alto grado de resistencia y un aspecto muy natural.

¿Cómo se instalan los puentes dentales?

Un puente dental es un diente postizo que se mantiene en su lugar mediante los dientes pilares a cada lado del espacio. 

Aunque pueden estar hechos de una variedad de materiales como el oro y otros metales, por lo general están fabricados de porcelana que los ayuda a parecerse estéticamente a los dientes naturales.

Una vez que un puente está instalado y cementado en su posición, se ve y funciona como un diente natural.

¿Cuándo se requiere una corona o un puente?

Aunque tanto las coronas como los puentes son dispositivos protésicos, se utilizan para reparar diferentes tipos de problemas en los dientes de los pacientes. 

Por un lado, si el diente aún está presente, pero está deteriorado o dañado, se debe utilizar una corona. Pero si faltan uno o más dientes se deberán reemplazar utilizando un puente.

Para saber si es recomendable que uses una corona o un puente, es esencial que un dentista evalué el estado de tus dientes. Una vez que le indiques a tu dentista lo que esperas lograr, te dará las mejores opciones para que lo consigas. 

¿Debes usar una corona?

Se recomiendan cuando tienes un diente fracturado o dañado, pero aún está firme en su posición. Por ejemplo, un diente que ha sido debilitado por demasiadas caries es un candidato perfecto para llevar una corona. También son candidatos aquellos dientes muy decolorados o que han perdido su forma 

¿Debes usar un puente?

Como ya dijimos un puente es un dispositivo protésico que necesita anclarse. Se usa para reemplazar las piezas dentales faltantes. 

Si tienes un espacio vacío en tu dentadura, la mejor opción para volver a tener una sonrisa natural es un puente. 

¿Es realmente necesario un remplazo dental?

Cuando te falta una pieza dental o aun la tienes, pero está rota o en muy mal estado, puedes verte afectado de varias maneras. No se trata solo de la estética facial, de hecho, algunas personas pueden sufrir de problemas psicológicos. 

Al restaurar un diente perdido o que no presentaba un aspecto saludable, las personas se sienten mejor, recuperan la confianza en sí mismos y les sube la autoestima. 

Además de esos factores psicológicos los remplazos dentales te ayudan a restaurar tu sonrisa y la capacidad de masticar correctamente. 

Cuidado de coronas y puentes

Es importante mantener una rutina regular y eficaz de higiene bucal. Es muy recomendable usar hilo dental dos o tres veces al día, teniendo especial cuidado al usarlo alrededor de la prótesis. 

De esta forma, ayudarás a evitar las caries donde se unen la corona y el diente. Es importante evitar el consumo de alimentos pegajosos como caramelos y no se deben masticar bolígrafos, picar hielo, morder las uñas, etc.

Si tienes todos tus dientes sanos o si tienes una corona o un puente, es muy importante que visites regularmente a tu dentista para una limpieza y chequeo. Así, éste podrá detectar los problemas antes de que sean graves y corregirlos antes de que se vuelvan dolorosos.

¿Cuánto cuestan los puentes y coronas dentales?

Hay muchas variables que pueden alterar el costo de las prótesis. Se deben considerar factores como el número de dientes afectados y los materiales que se van a utilizar (resina compuesta, zirconia o aleación de metal recubierta de resina o cerámica). Además, se debe estimar el coste de la dificultad de la colocación y los posibles tratamientos adicionales para otros problemas dentales o enfermedades de las encías.

Lo más importante es que si requieres de un puente o de coronas dentales, no esperes a que sea más grave, porque será más costoso.

En todo caso, consulta a un profesional serio y responsable, seguro podrá ayudarte a solucionar los inconvenientes que tengas en tu boca. 

Pide ya tu cita previa

Pide cita o información sobre nuestros tratamientos sin ningún compromiso.