☎ Llámanos:

Todo lo que debes saber sobre el cuidado de los dientes durante tercera edad

Con el paso de los años todas las partes del cuerpo humano sufren cambios y al llegar a cierta edad se deterioran. Los dientes no escapan a esta realidad y envejecen de mejor o peor forma según el cuidado que les demos. De igual manera, el deterioro de las piezas dentales, también puede deberse a que algunos medicamentos tengan efectos secundarios perjudiciales sobre la boca.

En nuestra clínica dental en Santander hicimos este artículo done encontrarás mucha información sobre estos problemas bucodentales y algunos consejos para reducir sus efectos.

Señales de que los dientes están envejeciendo

Algunas personas piensan que las piezas dentales permanecen igual todo el tiempo y que la única señal de que se están deteriorando es cuando se caen. Lo primero que debes aclarar es que esto no es verdadero; de hecho, hay algunos signos que nos indican cuando las piezas dentales están envejeciendo. Veamos cuáles son:

Cambio en el color del esmalte

Uno de los primeros síntomas de que los dientes están envejeciendo es que con el paso del tiempo, se van oscureciendo. Esto sucede por varias razones, pero por lo general se debe a que las fibras de colágeno de las dentinas cambian su coloración y esto se nota en el esmalte.

Recesión gingival

La regresión gingival ocurre cuando las encías se encogen hacia los huesos maxilares y disminuyen su tamaño, lo que ocasiona que cada vez más superficie de los dientes sea visible. Cuando está muy avanzado se ven las raíces y las piezas dentales se pueden caer.

El desgaste del esmalte se hace evidente

Cuando un diente se desgasta, puede dañar al esmalte dental, e incluso puede llegar a afectar a la dentina, provocando un aumento en la sensibilidad de la misma.

Aquí es importante tomar en cuenta que los cambios físicos y químicos de los dientes a edades avanzadas son parte de la naturaleza humana. Sin embargo, hay otros factores que influyen en este deterioro como la oclusión, la dieta, la fuerza muscular, el tipo de esmalte o incluso la saliva.

Problemas comunes de la salud bucodental de las personas mayores

Al hacerse mayores, algunas personas suelen sufrir de resequedad bucal. Esto, generalmente se debe en primer lugar a la edad, pero también los medicamentos y otro tipo de enfermedades ajenas a la boca, pueden afectar la salud oral de las personas.

En este punto es bueno saber que la saliva es uno de los factores más importantes de la dentadura, ya que esta protege los dientes de las caries y ayuda a las encías a permanecer saludables y sin inconvenientes. Por eso desde el momento que no se segrega la suficiente saliva se genera el riesgo de úlceras bucales, problemas al masticar, tragar y degustar. Además, la falta de este lubricante natural también puede ocasionar diversos problemas en las encías.

Por otro lado, con la edad las encías suelen retraerse propiciando la enfermedad periodontal. Llegados a este punto, algunas personas piensan que deben cepillarse con fuerza y muy energéticamente, sin embargo, eso puede ser muy perjudicial en los adultos mayores y solo empeoraría el problema.

Factores que aceleran el envejecimiento de los dientes

Sin importar la edad que tenga una persona, hay una serie de factores que pueden acelerar este proceso, provocando que las piezas dentales sean afectadas y no duren tanto como deberían.

Malos hábitos de higiene bucodental

No cepillarse después de cada comida y no utilizar hilo dental, son dos de los factores que más aceleran el deterioro de los dientes. Para nadie es una sorpresa escuchar que la acumulación de la placa bacteriana, no solo causa mal aliento, también puede producir enfermedades bucales como la gingivitis o incluso periodontitis.

No recibir atención dental regular

Las visitas regulares al dentista, no solo sirven para conseguir una sonrisa limpia y blanca. Durante la consulta el especialista puede detectar la aparición de posibles problemas en la salud bucal y tomar acciones para corregirlos.

Al no asistir al dentista, estos inconvenientes no se detectan a tiempo y por lo general se agravan y lo que podía tratarse fácilmente y sin demasiadas complicaciones, puede convertirse en un quebradero de cabeza mucho más complicado de solucionar.

El consumo de cigarrillos

El hábito de fumar, no solo afecta los pulmones, es un problema que también influye negativamente en la salud dental de los fumadores. Las personas que fuman, por lo general son más propensas a presentar enfermedades bucales como la gingivitis.

Hay otros factores que aceleran el envejecimiento de las piezas dentales como tener un sistema inmunitario debilitado, consumir mucho alcohol o bebidas dulces y azucaradas.

Consejos que ayudan a la salud bucal en personas de la tercera edad

Aunque los cambios que provocan el envejecimiento de los dientes no pueden detenerse, hay algunas cosas que se pueden hacer para minimizar los daños que sufren y hacer que permanezcan fuertes mucho más tiempo.

Reforzar la higiene oral

Aunque este consejo pueda parecer algo básico, algunas personas mayores dejan de prestar la suficiente atención a su salud bucal. En ese sentido es importante cepillarse muy bien después de cada comida, usar el hilo dental y enjuagarse con enjuagues bucales.

Usar la pasta dental adecuada

Al llegar a una edad un tanto avanzada, la sensibilidad dental tiende a empeorar debido a que la raíz está más expuesta y el esmalte de las piezas dentales se ha desgastado. Por eso es recomendable que las personas mayores utilicen pasta dental para dientes sensibles.

Beber muchos líquidos

Otro factor que puede ayudar es tomar (por lo menos) dos litros de agua al día. De esta forma se facilita la producción de saliva y se evita la resequedad de la boca. Algunos productos como enjuagues bucales o aerosoles, pueden ser útiles, pero los mismos deben utilizarse solo bajo prescripción del dentista.

Mantener las prótesis en buen estado

Algunas personas no realizan el mantenimiento correcto a sus prótesis. Para hacerlo de forma adecuada es conveniente usar cepillos especiales y limpiarlas con jabón específico y no con pasta de dientes ya que es abrasiva y suele dañar la superficie de la prótesis.

Visitar al dentista con regularidad

Cuando se visita a un especialista de la salud oral, es esencial comunicarle cualquier enfermedad presente o pasada. Esto es especialmente importante en el caso de diabetes, cáncer o enfermedades cardíacas, ya que pueden afectar seriamente la salud oral.