☎ Llámanos:

Los mejores Consejos para tener dientes blancos

Los dientes son una parte importante del aspecto general de las personas, es por ello que cada paciente quiere tener sus dientes en un estado óptimo para tener más confianza o poder lucir su mejor sonrisa. En este sentido, actualmente, existen diversos tratamientos para blanquear los dientes y diferentes tips para mantenerlos con su tonalidad clara y sin manchas.

El problema, es que en la vida cotidiana consumimos diferentes alimentos y bebidas que ocasionan que los dientes se manchen, perjudicando la higiene bucodental. Por esta razón, te indicamos una serie de consejos para que obtengas el tono que deseas en tus dientes y vuelvas a lucir una espléndida sonrisa.

¿Cómo tener los dientes blancos, si los tengo amarillos?

Naturalmente los dientes no son completamente blancos. En realidad, estos tienen un grado de amarillo que no tiene nada de malo. No obstante, se puede decir que un diente está manchado, cuando este tono es más oscuro de lo normal y la tonalidad clara del blanco no existe.

Se pueden encontrar diferentes tonos de colores en los dientes, que los odontólogos denominan con letras, como A: color marrón rojizo, B: amarillo rojizo, C: gris, D: gris rojizo y existe terminaciones como el A3 que tiene la mayoría de la población, caracterizado por la predominancia del color blanco.

¿Por qué se ponen los dientes amarillos?

Los dientes poseen una capa externa llamada esmalte dental, la cual es una sustancia dura que contiene minerales y protegen a estas unidades mecánicas. Lo que afecta al color de los dientes pueden ser patologías o sencillamente mal cuidado de la higiene bucodental, por ejemplo, el bruxismo o consumo de alimentos ácidos.

De igual forma, el excesivo “cuidado” con productos que contienen flúor o mala práctica de limpieza en los dientes, puede debilitar el esmalte causando que el brillo natural de los mismos se opaque y se forme el color amarillo. Por su parte, en el caso de que te cepilles muy fuerte, se tome alcohol constante o bebidas con alta tinción como el café, también puede generar estas manchas que revelan una mala higiene bucal.

¿Cómo hacer que los dientes amarillos se hagan blancos?

Fumar y beber alcohol es uno de los hábitos que más dañan la salud bucodental. Así, el alquitrán, como los distintos compuestos del alcohol, hace que los dientes se debiliten causando manchas en ellos. Evitar o moderar estos hábitos dañinos para la boca, como para otras partes del cuerpo, puede ser un gran paso que ayude a que los dientes recuperen su color natural.

Estos tips para tener dientes blancos pueden ser sencillos, pero requieren constancia por parte de la persona para lograrlo. A medida que incorpores estos pasos, podrás darte cuenta que tu salud dental ha mejorado y que las manchas se van eliminando.

Evita alimentos ácidos y oscuros

Hay bebidas que las personas tienden a consumir diariamente. Incluso, en un mismo día pueden hacerlo dos, tres y hasta más veces, esto sucede con el vino tinto, el té y el café, las cuales son bebidas que afectan la coloración natural de los dientes y tiñen de rojo o amarillo el esmalte, también se puede incluir en esta lista a las bebidas de cola negra que representan un daño constante a la higiene dental, ya que, no solo los mancha, sino también, les causa un deterioro grave.

Por otra parte, hay alimentos como la remolacha que también pueden teñir los dientes, más aún, si se consume frecuentemente. También las salsas de kétchup y de soja, pueden colaborar al cambio de su coloración, gracias a su alto contenido de sodio y colorantes. Sin embargo, cuando se trata del consumo de estos alimentos, no tan invasivos como el alcohol y el cigarrillo, existen métodos de prevención que se deben utilizar diariamente para evitar las manchas que ellos ocasionan.

Limpieza bucal constante

Eliminar el sarro y la placa dental se puede lograr con limpieza bucal constante, el típico cepillar los dientes después de cada comida es útil y necesario. Así que, los alimentos como la remolacha que tiñen los dientes, tornándolos amarillentos o rojizos, no podrán realizar esta acción si te cepillas después de comer.

Alimentos blanqueadores

La leche, aparte de ser excelente para el mantenimiento de los dientes, por su fuente de calcio, también ayuda a eliminar las manchas. Existen alimentos como las manzanas, el apio y las fresas, que contienen enzimas que degradan las bacterias de los dientes, contribuyendo a que estos permanezcan blancos y eliminen las manchas.

Cepillado suave

La mayoría de los pacientes tienen la mala costumbre de cepillarse muy fuerte, causando desgaste en el esmalte dental. Para cepillarse los dientes de forma correcta, se debe hacer de manera suave y con movimientos de muñeca, que permitan a las cerdas del cepillo llegar a todos los lugares de la dentadura.

El uso de enjuagues bucales

Cepillarse, a veces no es suficiente; por ello, utilizar enjuagues bucales con poco flúor puede eliminar las bacterias o sustancias colorantes que hayan ingresado en la boca, por ejemplo, usarlo después de beber café puede dar como resultado la eliminación de cualquier tinción en los dientes. A su vez, existen enjuagues bucales naturales como el vinagre de manzana, que ayuda a blanquear los dientes de forma natural; sin embargo, se tiene que utilizar con moderación por la concentración ácida del mismo.

Hilo dental y otras herramientas contra las bacterias

Para eliminar de forma efectiva las bacterias o restos de alimentos que quedan en los dientes, recomendamos que se use el hilo dental, el buen uso del mismo, ayuda a que las manchas generadas por bacterias o alimentos, desaparezcan o disminuyan. Lo mismo ocurre con la lengua, este músculo, es un gran contenedor de bacterias, sobre todo, tiende a retenerlas por la noche mientras se duerme, por ello, se recomienda limpiar bien la lengua al despertar.

¿Cómo lograr dientes muy blancos?

Llega un momento en que las manchas predominan en los dientes o la coloración amarilla es bastante notoria y los tratamientos naturales ya no surten efecto. Para eliminar estos tonos desagradables en la dentadura, lo mejor es realizar un blanqueamiento dental llevado a cabo por un profesional.

Los blanqueamientos dentales no duelen y en la mayoría de los casos es un trabajo que no requiere demasiado tiempo. Es posible que se realicen varias sesiones dependiendo del grado de las manchas, y su resultado deriva en lucir unos dientes blancos y relucientes. Eso sí, una vez hecho el blanqueamiento, se deben seguir los consejos que te hemos indicado para conservar tu dentadura libre de manchas por mucho tiempo.