Odontología General

Una hermosa sonrisa no es sólo cuestión de suerte en la lotería genética; por el contrario, implica dedicación y cuidado de la salud bucal. Una buena higiene, visitas regulares al odontólogo de confianza y la atención inmediata ante cualquier problema, asegurarán que los dientes y toda la estructura bucal se mantenga en buen estado.

Por lo anterior, conocer a los expertos que orienten sobre la salud bucal y las opciones que ofrecen para mantenerla o recuperarla es de suma importancia.

¿Qué es la odontología general?

Se trate de un chequeo de rutina o de una emergencia odontológica, el primer nivel de atención al que se debe recurrir es a la odontología general. Ésta es la mejor manera de obtener un diagnóstico inicial, al tiempo que el odontólogo general solucionará aquellos problemas más comunes, remitiendo luego al paciente a los especialistas en los casos que así lo requieran. 

Es de destacar que esta ciencia no sólo se hace cargo de los dientes sino que además evalúa los tejidos blandos como mejillas y lengua. También evalúa encías, maxilares, paladar, la articulación temporomandibular, mucosa oral, piso de boca y los labios. 

En este sentido, se podrán detectar problemas de apiñamiento dental, sobremordida, así como de mordida abierta o cruzada.

Problemas más comunes que enfrenta la odontología general

Tal como se señalara, la odontología general no sólo diagnostica sino que también trata los problemas más comunes de detectar. 

Entre las afecciones más frecuentes tratadas por los odontólogos generales encontramos los siguientes:

Caries

Las terribles caries, son la destrucción de los tejidos de los dientes originada por los ácidos de las bacterias de la placa existente sobre la superficie de los dientes.

El tratamiento resulta bastante sencillo, pues se procede a la limpieza de la caries y su posterior relleno. No obstante, si el daño causado por la caries afecta el nervio de la pieza, se deberá realizar un tratamiento de endodoncia.

Gingivitis

Esta enfermedad bucal genera inflamación y sangrado de las encías, que de no atenderse de manera oportuna podría provocar que los dientes se aflojen y caigan. 

La gingivitis, puede ser causada por una mala higiene dental, cambios hormonales (frecuentes durante el embarazo), mala alineación de los dientes o aparatos dentales, prótesis o puentes mal colocados. Dependiendo del grado en el que se encuentre la enfermedad, podrá ser atendida por el odontólogo general o éste remitirá al paciente al especialista. 

Cordales

La aparición de estas piezas puede ser un problema para la mayoría de las personas. Esto se debe a las diferentes complicaciones que se pueden presentar, por lo general, por falta de espacio en la cavidad bucal, lo que ocasiona que las cordales queden atoradas entre el hueso y el diente vecino.

Bruxismo

Este problema que afecta sin distingo de edad o sexo, no es más que rechinar los dientes de forma involuntaria durante las noches. Los daños que causa esta afección pueden llegar a ser irreparables. 

Entre las consecuencias encontramos: desgaste de la estructura dentaria, fracturas dentales, dolores de cabeza y dolor en la mandíbula.

Absceso dental

Son bolsas formadas entre el diente y la encía, o en la superficie de la encía. Las causas de su aparición pueden variar, provocando una infección en la boca que debe ser atendida a la brevedad. 

El tratamiento puede ser sólo drenar y limpiar el absceso; sin embargo, en la mayoría de los casos requiere endodoncia y curetajes.

Sensibilidad dental

Ese desagradable dolor al consumir alimentos fríos o calientes, es una respuesta exagerada de la dentina a estímulos externos. La mala noticia es, que se puede controlar los síntomas con algunos cuidados especiales, pero no se puede considerar superada al cien por ciento.

Halitosis

Es un problema frecuente, también conocida como mal aliento. Se caracteriza por un desagradable olor proveniente de la cavidad oral. 

Sus orígenes son diversos, como patológicas, fisiológicas o psicosomático, dependiendo de esto el especialista podrá definir un plan de tratamiento.

Especialidades dentro de la odontología

Ahora bien, como pudimos evidenciar de la lista anterior, la odontología general abarca la atención de muchas afecciones. No obstante, cuando las mismas se encuentran en un nivel avanzado o se desarrollan bajo condiciones especiales, lo mejor es remitir al paciente al especialista en el área.

Así, la odontología general, logrará brindar atención primaria al tiempo que ofrecerá la información necesaria de los pasos a seguir para lograr recuperar la buena salud bucal. 

Entre las especialidades a las que puede ser remitido el paciente encontramos:

Endodoncia 

Cuando existen daños a los nervios de las piezas dentales, los procedimientos a seguir en esta especialidad permiten conservar las piezas dentales, evitando proceder a las extracciones. 

El especialista en endodoncia, retira la parte afectada de la pulpa dentaria, procediendo a su relleno. 

Periodoncia

Esta especialidad trata enfermedades del periodonto, esto es, todas aquellas afecciones de las encías. 

Así, por ejemplo, la gingivitis avanzada será atendida por esta especialidad.  

Implantología

Tal como puede deducirse, esta rama de la odontología se dedica a la realización de tratamientos con implantes dentales. 

En este sentido, se procede a implantar pequeños tornillos de materiales biocompatibles, los cuales fungen como las raíces naturales de los dientes que se han perdido.

Estética dental

Es la encargada de proporcionar armonía, simetría y belleza a la sonrisa. Con el análisis de labios, encías y dientes como un conjunto se busca el equilibrio perfecto del rostro.

Pide ya tu cita previa

Pide cita o información sobre nuestros tratamientos sin ningún compromiso.