☎ Llámanos:

Alimentos que no debes comer cuando tienes brackets

Una de las cosas que más preocupa cuando se llevan brackets es ¿Cómo comer sin dañarlos? Para lograrlo, definitivamente hay que prestar especial cuidado a lo que comemos y también a “cómo” lo comemos. Ello, debido a que el éxito del tratamiento de ortodoncia dependerá en gran medida de esas dos condiciones.

A continuación, encontrará mucha información con respecto a este tema.

La importancia de alimentarse adecuadamente

Comer es una necesidad básica que el ser humano siempre debe satisfacer, sin embargo, la manera de hacerlo varía entre uno y otro. Generalmente los requerimientos energéticos y costumbres alimenticias son distintas para cada persona y dependen de sus necesidades de salud o de estética.

Por eso, cuando se colocan los brackets, la comida se vuelve una cuestión de suma importancia a la que hay que dedicar bastante atención.

La comida y los brackets

Muchas personas que recurren al odontólogo con algún problema dental, necesitan someterse a tratamientos específicos. De ser necesario, el profesional de la salud bucal le colocará ortodoncia y hará una serie de sugerencias para cuidarla. Entre estos consejos están los referidos a la forma de alimentarse y a cuáles son los alimentos permitidos y cuáles se deben evitar.

Es muy importante que estas recomendaciones sean tomadas con seriedad y llevadas a cabo lo mejor posible. Porque de no ser así, lo más seguro es que el tratamiento de ortodoncia no sea todo lo eficaz que debería. Esto puede pasar porque los brackets son pequeñas piezas que se pegan a los dientes y si no se cuidan de la manera adecuada, podrían soltarse e incluso perderse.

Además, debemos considerar que la ortodoncia también puede utilizar otros implementos como puentes o ligas. Es muy importante cuidar estos elementos porque sí se rompen o se despegan, podrían llegar a ocasionar dolorosas molestias en la boca.

Para evitar esta situación lo más recomendable es adoptar hábitos alimenticios que no interfieran con ninguno de esos elementos. Un buen ejemplo es masticar de forma suave y lenta tomando en cuenta donde se encuentran colocados los aparatos de ortodoncia. Asimismo, cortar los alimentos en trozos pequeños también puede ayudar a mantener todo el armado de brackets en buen estado.

Alimentos que no se deben consumir

Es indispensable seguir ciertas recomendaciones para poder mantener en su lugar los implementos que el ortodoncista colocó. Primeramente hay que evitar morder con fuerza, por eso es importante no ingerir alimentos duros como carnes o trozos grandes de pan.

De igual manera, se tendrán que evitar las golosinas pegajosas como chicles y caramelos, ya que inevitablemente se adhieren a la superficie del diente dificultando la higiene y provocando mayores riesgos de rupturas.

Algunas frutas también resultan contraproducentes, porque son duras y se comen mordiéndolas directamente. Las manzanas, las peras y las mazorcas de maíz también se encuentran entre los alimentos que se consideran de riesgo. De igual forma, los llamados frutos secos, como por ejemplo las nueces o el maní son demasiado duros y definitivamente deberían evitarse.

Aunque se podría considerar que esta lista es muy larga, debemos recordar que es indispensable para lograr el objetivo. Por eso, con intención de mantener a salvo el aparato de ortodoncia también hay que evitar los jugos muy dulces o las bebidas carbonatadas.

Definitivamente las carnes con hueso resultan un gran peligro, por lo que comer alitas de pollo no es para nada aconsejable. Tampoco costillas, porque al morderlas existe una inmensa posibilidad de que alguna de las piezas de ortodoncia sufra daños.

Lo que no se debe hacer mientras se lleva Brackets

Los brackets son aparatos delicados que necesitan un cuidado especial, sobre todo los que son de porcelana. De igual manera los pacientes que llevan ligas blancas o de colores claros, tienen que prestar mayor atención a la estética bucal. Para hacerlo, deberían considerar que algunas cosas que ingerimos de manera cotidiana atentan contra el bienestar estético de la sonrisa.

Por eso y siguiendo esta línea de información, no se deben morder objetos muy duros como las uñas o las tapas de los bolígrafos. Hacer esto, definitivamente puede lograr que una de las ligas o uno de los puentes se salga de su lugar.

De la misma forma podemos recomendar no ingerir alimentos que manchan los dientes. Entre los principales tenemos al café, sobre todo cuando se toma muy negro. Algunas bebidas carbonatadas hacen este mismo efecto indeseable. Incluiremos aquí, ciertas salsas como puede ser la de soja y el vinagre de Módena.

Hay una cuestión muy importante cuando hablamos de estética y salud bucal. Es la necesidad de no fumar. Evitar este mal hábito mejorará la apariencia de los dientes y además evitará las enfermedades provocadas por la nicotina. Esta sustancia mancha tanto los aparatos como los dientes, además puede ocasionar la pérdida de los mismos. Por ello, es muy importante no adquirir el hábito de fumar, o si ya se tiene, lo más recomendable es abandonarlo.

Comer cuidando el tratamiento de ortodoncia

El tratamiento de ortodoncia no solamente incluye los brackets, también incluye ligas, puentes y algunos implementos más. Estos pueden ir colocados de manera frontal o lingual para lograr que los dientes se muevan hasta la posición deseada. Se hace de esta manera, con el fin de mejorar la mordida y la estética en la cavidad bucal del paciente.

Sin embargo, lograr lo antes mencionado requiere de disciplina, la cual incluye cierto tipo de dieta. Comer correctamente durante el período de ortodoncia es muy importante porque resulta fundamental para el éxito del tratamiento. Por eso en las primeras semanas es aconsejable comer solamente alimentos blandos.

Entre este tipo de alimentos se encuentras sopas y cremas, también se pueden incluir vegetales y verduras cocidas. Las frutas maduras resultan ser grandes aliadas durante este período. También se puede comer carnes y pollo, siempre y cuando se corten en trozos pequeños. Comer pescados puede ser una muy buena opción, pero hay que cuidar que no tenga espinas. Lo más recomendable es quitárselas en su totalidad antes de llevarse el trozo de pescado a la boca.

Siguiendo estas recomendaciones el tratamiento de ortodoncia será mucho más fácil y rápido. Los resultados podrán verse en el tiempo esperado y el proceso de los brackets terminará sin complicaciones.